jueves, 20 de junio de 2013

LA BIBLIOTECA DE CENICIENTOS




"Lee y conducirás, no leas y serás conducido"
                                                                                      Santa Teresa de Jesús

Desastres encadenados
descargan en Cenicientos
como los cantos rodados
que ruedan desamparados
por carecer de cimientos.

Y torpeza tras torpeza,
los munícipes coruchos
ven a un pueblo que bosteza
y se sume en la pobreza
ante el asombro de muchos.

Por ignorancia o desidia
o dejación manifiesta,
ni ejemplo ni insana envidia
de cómo enfocar la lidia
somos en seguir la fiesta.

Si le ponéis un candado
de cierre a la biblioteca,
ilusos habéis cerrado
el portón sacralizado
que a la ciencia mustia y seca.

Si en estos tiempos que corren
que a la Historia tergiversa
queréis que los libros borren
y sus páginas desborren
la España unida y diversa.

O queréis que los muchachos
no tengan dónde meterse
y trompiquen cual borrachos
porque leer no es de machos
y de libros abstenerse.

O queréis que solo piensen
en fiestas y en botellones
y con alcohol se inciensen
y olviden y se compensen
carentes de obligaciones.

Pues seguid con los candados,
cerrad del saber los templos,
llevadlos encaminados
y de letras excusados
a futuros mal ejemplos.