jueves, 20 de junio de 2013

MIS REGADÍOS DE LA INFANCIA

Subo con mi azadoncillo,
fronterizo al cornetal
el helechal amarillo,
y el pinar verde ideal.

http://www.pirineos3000.com/fotos/ascensiones/800x600/10350_1.jpg

Es muy pina la pendiente,
y el camino muy quebrado
cerca el rumor de una fuente
en el interior de un prado.

Voy camino de los huertos,
todo el campo está arbolado,
bajo los cielos abiertos
canta un mirlo enamorado.

http://4.bp.blogspot.com/-zfykihmUa5M/T-rdxdK-iGI/AAAAAAAAAYE/hzTKfP8hU9g/s1600/mirlo+negro.jpg

Y una vez llegado al huerto
suelto el bocín de la poza,
y el surco que yace muerto
con el agua se alboroza.

Reverdecen las judías
y se alegran los tomates,
y enormes son las sandías
colgadas en acirates.

Erizos en los castaños,
que habitan entre unas breñas,
cumplidos doscientos años,
a la sombra de las peñas.

He cumplido con el riego,
y tapado bien la poza;
me siento todo un labriego
limpiando todo de broza.

Los frutales con su fruto
tienen cargadas las ramas,
 y siendo tan diminuto
me pierdo entre las retamas.

Hago el camino contrario
y me interno por la jara,
tañe fuerte el campanario,
y el atardecer se aclara.



Y dando vista a los caños
y avistada la piscina,
van desfilando rebaños
y danza una golondrina.

Música en los altavoces
que se filtra entre los pinos,
y Estela templa las voces
que eran los Cinco Latinos.

 http://lacomunidad.elpais.com/blogfiles/deralte/los5latinos_2.jpg