jueves, 20 de junio de 2013

LOS DESPOBLADOS CABELLOS


En mis cabellos despoblados veo
y en la nieve que cubriendo mis sienes
me muestran estos apreciados bienes,
de que en la vida todo es un deseo.

La vida casi nunca es un paseo:
repleta de sonrisa y parabienes,
es ardua la pelea que sostienes
para participar en el recreo.

Mirar un poco atrás yendo adelante,
no perdiendo jamás la perspectiva,
manteniendo los pies y mente activa.

Ser en la duda un fiel recalcitrante,
y bullendo la idea en la tonsura
que alterna la locura entre cordura.